Tarot Barato Fiable y Tarot Económico desde México y Estados Unidos

Tarot Barato Fiable y Tarot Económico desde España 15m/5€, México y Estados Unidos
NUMEROS INTERNACIONALES

Post Top Ad

TAROT ECONÓMICO Y BARATO FIABLE VIDENTES BUENOS DESDE ESPAÑA

TAROT ECONÓMICO Y BARATO FIABLE VIDENTES BUENOS DESDE ESPAÑA
Consultas de Tarot Económico Y Tarot Barato Fiable Videntes Buenos desde España

viernes, 20 de febrero de 2015

Algunas consideraciones finales

 Tarot con visa, taro barato visa, tarot visa barato, tarot barato fiable, tarot visa económico, tarot por visa, tarot visa 10€, tarot barato visa, videntes en Barcelona, videntes por teléfono, tarot económico del amor, videncia sin gabinete, videntes por teléfono, tarot por teléfono, oferta tarot visa, vidente sin gabinetes, tarot videncia económico, videncia por teléfono, videntes de nacimiento, tarot en Barcelona, videncia por teléfono, tarot videncia económica, videncia sin gabinete, videntes sin gabinetes, oferta tarot visa, tarot por teléfono, tarot con visa, tarot económico visa, tarot económico visa, tarot visa económico, tarot muy barato, tarot mas económico, tarot visa barata, consultas tarot barato, videncia y tarot, consultas de tarot económico, consultas de tarot gratis, tarot con visa, tarot económico visa, tarot visa económico, tarot muy barato, tarot mas económico, tarot visa barata, consultas tarot barato, videncia y tarot, consultas de tarot económico, tarot por visa, consultas de tarot gratis, videncia súper económica, consultas tarot barato, tarot súper económico, tarot y videncia económico, consultas de tarot económico, tarot visas baratas, tarot económico 806, tarot del amor online, tarot del amor, tarot sin gabinete, tarot muy barato, tarot 806 económico, tarot barato visa, tarot 806 barato, tarot muy económico, tarot visa económico, vidente sin gabinete, tarot en España, tarot muy económico, tarot súper económico, tarot 0 42€, tarot económico visa, tarot visa barato, tarot por visa, tarot visas baratas, tarot por sms, tarot económico 0,42€, tarot por internet, tarot con visa, tarot barato visa, tarot 10 €, tarot visa barato, tarot visa económico, tarot por visa, tarot visa 10 €, videntes en Barcelona, tarot económico del amor, videncia sin gabinete, vidente por teléfono, tarot por teléfono, oferta tarot visa, vidente sin gabinetes, tarot videncia económico, videncia por teléfono, videntes de nacimiento, tarot en Barcelona, videntes por teléfono, tarot económico visa, tarot visa económico, videncia sin gabinete, tarot visas baratas, videntes en España, oferta tarot visa, videntes sin gabinetes, videncia por teléfono, videntes de nacimiento, videncia económica , tarot más barato.

Analicemos con mayor profundidad el tema del vampirismo psíquico, sus fundamentos y consecuencias.
La Ciencia parece estar revirtiendo sus viejas posiciones o, cuanto menos, algunos de sus representantes, y corriendo a aportar pruebas a nuestras tesis. Así, con ayuda de sensitivos, la psiquiatra Sharika Karagulla, de la Universidad de Nueva York, confirmó la existencia de diversos campos de energía que se interpenetran, dentro y en derredor del cuerpo humano. Demostró que algunas personas –especialmente las excesivamente centradas en sí mismas– se alimentan de los campos energéticos ajenos (lo que nos diría que una buena forma de precaverse de tales ataques consiste en autoobservarse y desechar todo lo egoísta que exista en nuestra naturaleza. Bien dice el refrán que “en el pecado está la penitencia”.

Después de haber leído un libro sobre Edgar Cayce, la doctora Karagulla sintió que estaba enfrentando un gran desafío. Edgar Cayce es conocido como “el mayor curador de todos los tiempos”. Poseía el don de hacer diagnósticos precisos, en una especie de sueño, observando a sus pacientes a centenares de kilómetros de distancia. También prescribía el medicamento acertado para sus tratamientos.

Este libro sobre Cayce abrió a la doctora Karagulla una puerta para una serie de encuentros sorprendentes. Inventó nuevos métodos de investigación, hizo experiencias con sensitivos, personas con dones especiales, capaces de percibir campos de energía alrededor del cuerpo humano. Jamás trabajó con médiums en trance , manteniéndose lejos de los llamados fenómenos espiritistas, y alejó de su laboratorio a las personas que usan sus dones para ganar dinero.

Durante el transcurso de sus investigaciones, la doctora Karagulla se hizo acreedora de la confianza de muchos sensitivos, entre los cuales se encontraban médicos y también ejecutivos, físicos, químicos y artistas. Entre sus investigados la doctora Karagulla concedió gran importancia a un tal “doctor Dan”, conocido como “el médico de los diagnósticos infalibles”. Este tenía un cierto poder magnético para curar, haciendo verdaderos milagros con pacientes que habían sufrido de parálisis infantil. Explicaba quepercibía un campo de energía que penetraba el cuerpo del paciente, esparciéndose en todas direcciones, algunos centímetros fuera del cuerpo. Por supuesto, se trataba de aquello que esoteristas y parapsicólogos conocemos desde siempre como “aura”humana, pero el mérito de este aparente “redescubrimiento”es el hecho de que ahora se trataba de científicos quienes transitaban el camino por nosotros hollado. El doctor Dan primero examinaba el campo de energía y después el cuerpo físico. En el cuerpo energético veía si los nódulos nerviosos estaban bien. Si no lo estaban, usaba métodos magnéticos para curar y podía ver inmediatamente los resultados. Percibía en el campo energético irregularidades que aún no se habían manifestado en el cuerpo físico, por eso podía profetizar cuándo y cómo la persona sufriría.

Otra médica, la doctora Alicia, también veía cómo el campo energético penetraba a través del cuerpo físico, desparramándose hacia fuera de éste. Cuando un paciente entraba en su consultorio, ella sabía exactamente cuál era su mal, pues sentía los dolores del paciente en su propio cuerpo.

La doctora Karagulla quedó muy sorprendida por el hecho de que tantos médicos tuvieran dones paranormales y los usaran para curar a sus pacientes. Sólo que ellos nunca comentaban con ella sus dones, temiendo ser objeto de crítica o burlas. Mientras tanto, estaban entusiasmadísimos con poder conversar sobre el tema con sus colegas de profesión. Se quedaban tranquilos con el simple hecho de que existieran otros médicos con los mismos dones.

También hay un gran número de personas en puestos elevados (directores de empresas, altos funcionarios públicos, etc.) con dones paranormales; la mayoría de las veces ellas no tienen consciencia de esos poderes. No siempre eran capaces de ver dónde terminaban las percepciones normales de los sentidos y comenzaban las otras percepciones nada normales.


La doctora Karagulla llegó a la conclusión de que, según las declaraciones de los sensitivos, nosotros vivimos y nos movemos en un enorme y complicado océano de energías. Escribe que ellos hablaban repetidamente de individuos succionadores, parásitos. La pregunta es, ¿por qué hacen eso?.
Existen personas que no consiguen robustecer sus energías en el océano de energías que nos rodea. Buscan sus energías predigeridas en las personas que les rodean. Los sensitivos observan y describen este proceso. Después de muchas investigaciones en colaboración con psicólogos y psiquiatras, la doctora Karagulla descubrió que los parásitos son casi siempre personas egocéntricas.

Los sensitivos constatan que los succionadores poseen campos de energía muy restringidos. Tales personas no son conscientes generalmente de que obtienen sus energías de los demás. Simplemente se sienten mejor cuando están cerca de personas vitales. Quien permanece cerca de un succionador durante un cierto tiempo comienza a sentirse cansado por motivos desconocidos. Muchas veces, la v íctima siente ganas –por un profundo instinto de supervivencia– de alejarse del succionador. En cuanto está lejos, comienza a sentirse mejor, encontrando su comportamiento como algo inexplicable. Y, muchas veces, la persona vuelve con la intención de –desde allí en adelante– tratar mejor a su succionador, tolerarlo más, tener más paciencia con él. Y es de nuevo succionada, para volver a sentirse irritada y comenzar a culparse nuevamente. El individuo no entiende que aquella irritación y el deseo inexplicable de alejarse del succionador son, en realidad, el resultado de un grave agotamiento y que su propia naturaleza, viendo el peligro que corre, lo ayuda a huir.
Cuando el succionador forma parte de la familia o del círculo de amistades, los problemas son más difíciles de resolver. El ciclo fuga-complejo de culpa-regreso es repetido centenares de veces por parte de la víctima. Ésta puede consultar a un médico y explicarle su agotamiento, su irritación cuando la situación se arrastra sin que nadie pueda hacer nada. El médico no consigue constatar dolencia alguna y no puede, por lo tanto, hacer nada por su paciente.

Algunos succionadores sacan energía de todos los que le rodean. No siempre la persona egocéntrica, que quiere todo para sí y exige la atención de los demás, es un succionador. Puede agotar a los demás por otros motivos. Un parásito es un individuo tan egocéntrico, cerrado en su propio mundo, aislado, que le falta la capacidad de dejar fluir su energía hacia el mundo y hacia los otros. Por alguna razón no tiene contactos con el océano de energías a su alrededor.

Uno de los sensitivos describió a una persona de estas características como un parásito psicológico, que usa energías mentales, emocionales y vitales de otras personas.

Una observación más detallada del problema del succionador mostró que este fenómeno tiene un efecto decisivo en la energía física. La doctora Karagulla pidió a los sensitivos que observasen los vórtices de energía (“chakras”) en el cuerpo energético. Se verificó entonces que la energía succionada salía siempre del lugar donde se encontraba el vórtice más débil. Un individuo con un vórtice de poca vitalidad en la región del corazón (chakra cardíaco o plexo solar) pierde energía de ese sitio específico. Una persona que tenga un vórtice energético a la altura de la garganta (chakra laríngeo) en malas condiciones perderá energía en ese lugar.

Los succionadores tienen diversos métodos para sacar la energía a los demás.
Algunos usan la voz. Un hombre muy egocéntrico, muy hablador, saca la energía a su víctima obligándola a escucharlo. Esta, obligada a escuchar sin parar, se sentirá cada vez más desanimada, sus campos vitales y hasta los emocionales y mentales se debilitarán, mostrando un estado general de agotamiento. Y, cuanto más cansada se siente aquélla, más difícil le es escapar del parásito. Existen también succionadores que usan los ojos, la mente, la imposición de las manos.

La doctora Karagulla explica cómo trabaja un succionador. Una mujer llamada Carrie se quejaba de soledad, de falta de contacto social. Si invitaba amigos a visitarla, la gente se disculpaba y no aparecía. Quien salía con ella una vez, sistemáticamente rechazaba invitaciones posteriores. Ella discutió con sus amigos, y preguntó a un psiquiatra qué era lo que no funcionaba bien. ¿Porqué las personas no la querían?. Era una mujer cortés, bien educada, pero muy egocéntrica. En el período en que la doctora Karagulla y los sensitivos la observaban, uno de sus amigos, junto con su esposa, aceptó una invitación para una reunión. En grupo sería más fácil observarla. La esposa de ese amigo estaba convaleciendo de una grave enfermedad, pero él se encontraba muy bien.

Los dos observadores también estaban bien de salud.
Los invitados llegaron, todos estaban descansados, alegres, bien dispuestos. Pero al correr del tiempo la mujer convaleciente fue sintiéndose cada vez más deprimida, cansada y pálida. Los dos sensitivos observadores también hubieron de luchar contra el vampirismo de Carrie, pero incluso así se sintieron exhaustos. La noche siguió su curso, y finalmente la joven convaleciente se disculpó, afirmando que se sentía mal: su marido tuvo que ayudarla a levantarse de la poltrona. El sabía de la experiencia que se estaba llevando a cabo y, a pesar de que nadie había mencionado el nombre de Carrie, llegó a la conclusión de que él y su mujer habían sido víctimas de una pérdida de energía.


Quien ya se encuentra en un estado de debilidad se vuelve automáticamente presa fácil de un succionador. Varias observaciones probaron que Carrie era realmente una especie de vampiro. Ella no era consciente de su vampirismo, sintiéndose simplemente alegre y de buen humor después de haber pasado la noche con sus huéspedes. En cocktails y otras reuniones, ella nunca se relacionaba con los demás invitados. En lugar de eso, se instalaba confortablemente en un sillón, desde el cual pudiese ver todo lo que pasaba. Allí permanecía, con una mirada soñadora, buscando, con una calma intensidad, uno tras otro, a todos los convidados. Con el pasar de las horas se transformaba de una mujer pálida y desanimada, en una persona vital, con muchos colores, habladora y alegre.

Y así se quedaba en su sillón, durante horas, sin aproximarse a nadie. Al finalizar la velada se la veía radiante, vibrante, contando a su anfitriona cómo se había divertido, ¡cómo la noche había sido maravillosa!. A pesar de tales elogios, rara vez era invitada nuevamente.

Las anfitrionas no gustaban de ella porque Carrie jamás contribuía al éxito de las reuniones.
Otro caso interesante es el de un paciente que también se convirtió en víctima de un succionador. Loraine era una joven llena de vitalidad y energía con una dosis más que media de entusiasmo. Súbitamente comenzó a sufrir de agotamiento físico, sintiéndose cada vez más cansada, llegando hasta no poder levantarse más de la cama.

Su médico ordenó la internación en un hospital para observación, pero todos los exámenes practicados resultaron negativos: no tenía enfermedad alguna. Después de una semana en el hospital, Loraine comenzó a recuperarse, reencontrando su vitalidad perdida, y se le dio el alta. Pero unos meses más tarde estaba de vuelta en el hospital con un cuadro de agotamiento total. Nuevamente, los exámenes (inclusive psiquiátricos) no revelaron nada.

La doctora Karagulla fue consultada al respecto, y decidió ir a observar a Loraine en su propia casa durante un largo fin de semana, terminado el cual había llegado a una conclusión sorprendente, más tarde confirmada por los sensitivos. La doctora Karagulla también se había sentido agotada durante su estadía en casa de la familia de Loraine. Una tía, que habitaba en la misma casa y siempre rondaba cerca de la muchacha, era un succionador. La doctora Karagulla habló francamente con Loraine, sugiriéndole que se ausentara más seguido de la casa, a fin de recargarse. El caso quedó definitivamente esclarecido cuando la tía de Loraine realizó un viaje a Europa: la muchacha se recuperó totalmente.

Loraine nada ten ía contra su tía. La doctora Karagulla explicó que su irresistible necesidad de abandonar la casa era un esfuerzo natural por salvarse.

El sensitivo que observó a Loraine y su t ía pudo ver claramente que los campos de energía de Loraine eran totalmente vaciados por aquélla. Uno de los sensitivos dio una buena descripción de la actuación del succionador, y otros dos hicieron observaciones semejantes sin conocerse. Todos ellos vieron una abertura bastante ancha en el campo vital del succionador, en el plexo solar. De los bordes de esa abertura surgían tentáculos en forma de ganchos, que se aferraban al campo de energía de quien estuviese cerca. Es curioso cómo aquí son confirmadas las declaraciones de investigadores teosofistas (particularmente Annie Bessant y Charles Leadbeater) siempre ridiculizados por la ciencia oficial.

Muchas veces el succionador sentía deseos de tocar a la persona, queriendo estar tan cerca de ella como le fuera posible. Algunas personas quitan la energía a otros individuos solamente estando cerca de sus v íctimas. Succionadores que chupan a su víctimas a través de los ojos o la voz no precisan siquiera esta proximidad.

Todo esto significa que las historias sobre vampiros no son tan insensatas.
Vampiros psíquicos –y ellos no necesitan siquiera ser humanos– succionan la sangre del alma. Y tal vez esto suceda a una escala mucho mayor de lo que imaginamos. El poder de poseer a otra persona, succionándola, no se manifiesta solamente en el plano material sino, también, en el de las energías finas y sutiles, que existen mucho más allá de lo que los propios sensitivos pueden percibir.

Los fenómenos y acontecimientos son manifestaciones de impulsos invisibles operando en el mundo físico y en el mundo espiritual. A través de estos impulsos se hace la Historia y ocurren los cambios. Cuando los hechos ocurren sin que se tenga consciencia de estos impulsos, el hombre se transforma en un fantoche, un títere. No es el hombre quien usa a las ideas. Son las ideas las que usan a este hombre.
Éstos son nuestros enemigos. Pero, muchas veces y quizás sin saberlo, el peorenemigo que debemos enfrentar duerme dentro de nosotros mismos. Ciertos impulsos autodestructivos, de autosabotaje, crean las condiciones propicias para que esas agresiones se filtren en nuestro interior, perjudicándonos en las distintas formas que hemos visto. El descreimiento y el escepticismo también son formas adecuadas de boicotearnos, pues aquel que no cree en estas cuestiones (como si se tratara de una simple cuestión de fe, y no de necesaria información, observación y experimentación) obviamente nunca admitirá ser víctima de tales ataques, y adjudicará la causa de sus males y problemas a supuestas explicaciones autogratificantes de diversa índole que no harán más que confundirlo, alejándole de la realidad. Es el mismo caso del enfermo psicótico, a decir de los especialistas. El psicótico puede ser definido como el individuo que no es consciente de su enfermedad, a veces con tendencia a creer que los locos son todos los demás, a diferencia, por ejemplo, del neurótico (una buena parte de nuestros contemporáneos) que es aquél que sí tiene consciencia de sus problemas y trata de hacer algo para solucionarlos. Se dice que el psicótico es incurable, y esto es lógico: si él no admite estar enfermo, tampoco admitirá someterse a tratamiento, que es lo mismo que decir que no quiere curarse. Y no se curará. Esto es lo que ocurre cuando un escéptico es atacado psíquica o astralmente. 

La inseguridad en nuestra propia capacidad es otro obstáculo. Si ustedes van a combatir pensando en la posibilidad de perder, en realidad ya están vencidos. Un buen ejemplo ocurrió hace unos años cuando un amigo mío a quien, por razones personales, sólo llamaré por su nombre de pila, Rafael. Pero tal vez algunos de mis lectores deduzcan a quién me refiero, pues supo ser un esoterista bastante respetado en nuestro medio.

Buen astrólogo y profundo estudioso del I Ching, poco después de cumplir treinta y tres años enfermó gravemente. El diagnóstico fue terminante: de alguna forma, a una profunda “depresión psicológica” le había seguido, por una extraña degeneración metabólica, una forma poco común de leucemia.
Se ensayaron –ésa es la palabra exacta– distintos métodos terapéuticos alopáticos, pero sin éxito alguno. Confinado a su cama de hospital, cierto día le visité junto a un compañero de estudios e investigaciones. Me reservo el contenido de la conversación que mantuvimos con él ese día, pero la idea fundamental podría sintetizarse en unas palabras que dije: “vos sabés que no hay cura convencional para tu enfermedad. Pero, porque buceamos juntos en los Arcanos, también sabés que hay otras formas de curarte”. Pero Rafael tuvo miedo. Dudó de sus conocimientos. Quizo confiar en la última posibilidad de los médicos de sala. Olvidó a la Gaya Ciencia, a la curación ocultista, al poder de la fe y la mente. Volvió su atención a la medicina ortodoxa, y a los psiquiatras ortodoxos que trataban de explicarle –y explicarse– el porqué de su permanente depresión, tan resistente a los químicos neurológicos. Murió dos semanas más tarde.
Finalmente, recuerden que nosotros podemos, por extraña simbiosis, estar alimentando a diversos entes de planos inferiores, o crear verdaderas ideas forma que adquieren independencia psíquica, subsistiendo a expensas de nuestras energías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TAROT ECONOMICO 5€/15M

Tarot Barato | Económico | Fechas exactas, Servicio de Tarot Ecónomico, Consultas Online, Tarot Amor gratis Tarot visa económico 5€/15m, videntes económicos. Tarot telefóno Whatsapp, la Mejor Vidente, 25 Años de Experiencia, Tarot Fiable.

Tarot Barato Fiable y Tarot Económico

Vidente Fiable y Certero

Hola soy Mary, Vidente buena y Fiable Santera y Espiritista, te ofrezco tu consulta de tarot económico, puedo identificar tus problemas, soy experta en todo tipo de trabajos espirituales, rompimientos fuertisimos por dificiles que sean, amarres de pareja económicos fiables y garantizados, con mi videncia natural de nacimiento podré ver todo aquello que quieras saber encontraremos el camino certero a seguir, la lectura de tarot es fiable y certero, cita por WhatsApp con Mary Santera al 615271358, mi tarifa por telefono es media hora 20€ y una hora 30€. Quieres consultar a una vidente buena, sincera y sobre todo certera, llama a mi tarot, me llamo Mary Santera. Soy vidente Natural y atiendo personalmente y de inmediato. Nada de esperas.

Si tiene alguna pregunta o desea ver lo que le depara el futuro a través de nuestras consultas de tarot económico, por favor llame a uno de nuestros taroristas y videntes fiables sin gabiente y estaremos encantado de asesorarle en cualquier consulta que necesite. Nos especializamos en muchas áreas incluyendo el amor, las finanzas, el tarot sobre trabajo, las relaciones y cualquier otra área que esté interesado. También tenemos un equipo de mediums experimentados que tratarán de establecer una conexión con cualquiera de sus seres queridos.   Todas las lecturas son confidenciales entre usted y el lector y siempre tenemos lectores disponibles las 24 horas del día para que pueda llamar cuando sienta la necesidad. Tal vez usted tiene un problema con su relación y realmente quiere ver lo que el futuro tiene con su pareja, tal vez no está seguro si debe cambiar de trabajo y necesita alguna orientación.

Serán asesorados por nuestros tarotistas fiables que en nuestras líneas baratas 806 telefónicas. Una vez que haya llamado a nuestros videntes fiables, nunca querrá volver a llamar a otro servicio de tarot barato.