miércoles, 1 de abril de 2015

Prueba de las livianidad del brazo




El paciente permanece sentado o acostado, frente al hipnotizador, que lo mira fijamente a los ojos, mientras le dice:
 
-Piensa que tu brazo izquierdo se levanta horizontalmente hasta llegar a la altura de tu rostro... Ahora, sin que te des cuenta, tu brazo va a empezar a levantarse... Se levanta poco a poco... Tu brazo tiende a levantarse cada vez más... Imagínate que estás en una fiesta... Compras una decena de globos multicolores y los atas a tu muñeca izquierda... Los globos tiran de tu brazo... Atados a la muñeca, los globos tiran de tu brazo hacia arriba... Los globos suben, tu brazo también sube... Arrastrado por los globos, tu brazo izquierdo se eleva... se eleva más y más... El otro brazo permanece inmóvil, pero el de los globos sube, sube, sube más y más... Liviano como un globo, tu brazo izquierdo asciende solo, cada vez más alto... Se eleva... se eleve... sigue elevándose... Cada vez más alto... los globos suben, arrastran tu brazo... Como los globos, tu brazo sube, inevitablemente... Liviano como un globo, tu brazo sube... sube... sube...

(Hay que ir probando todas las voces que hemos aprendido hasta que notemos resultados) (Si no funciona, no desesperes, e intenta hacerle creer que cualquier pequeño movimiento que se dé en su brazo, es indicativo de que está muy ligero y va a subir.)

lunes, 30 de marzo de 2015

Prueba de los párpados



 
Esta es la prueba que más frecuentemente se utiliza. El paciente mantiene los ojos cerrados, mientras el hipnotizador le sugiere:
-Piensa que no puedes abrir los ojos... Contrae los párpados... Cierra los ojos fuertemente... voy a ayudarte...

El hipnotizador pinza con sus dedos pulgar e índice la piel del nacimiento de la nariz, a la altura de los ojos, y prosigue:
-Una gran pesadez se va a apoderar de tus ojos... Tus párpados se harán pesados, muy pesados... Ahora, los sientes pesados, te parece que tus párpados pesan... Tus párpados te están pesando y cada vez te pesan más... Pronto no vas a poder abrir los ojos... Tus párpados están como pegados... Cada vez se pegan más... Abrir los ojos te resultará muy difícil... Tendrás gran dificultad para hacerlo... Tus ojos están sellados... Tus párpados ya no se pueden levantar y, en algunos momentos, a pesar de todos tus esfuerzos, te será imposible abrir los ojos... Los músculos de tus ojos se contraen... Cuanto más tiempo pasa más sólidamente se pegan tus párpados... Cuando yo diga "tres" tus párpados estarán completamente cerrados... Por más que te esfuerces en levantarlos, no lo lograrás... En cuanto yo diga "tres" te resultará imposible abrir los ojos... Uno... Tus ojos están sólidamente cerrados... Dos... Tus párpados están cada vez más apretados... Tus párpados se pegan, tus párpados están pegados... ¡Tres!
El hipnotizador suelta de improvisto la piel del paciente, y termina con la sugestión:
-Ahora, tus ojos están cerrados... No puedes abrirlos... Tus párpados cada vez se pegan más... Están tan pegados que no puedes abrir los ojos... Te resulta imposible levantarlos... Por mucho que intentas abrir los ojos, no lo consigues... Trata de abrirlos... Imposible, eres incapaz de abrir los ojos... Hay una fuerza que los cierra...

(Para hacer que los pueda abrir: "Cuento hasta tres y los podrás abrir... Uno... Dos... ¡Tres! Ya puedes abrir los ojos!)